By Hermann Broch

Show description

Read Online or Download Muerte de Virgilio, La PDF

Best literatura y ficcion books

El caballero de Olmedo (Spanish Edition)

El caballero de Olmedo by means of Lope de Vega

Cantos de vida y esperanza Songs of life and hope (Coleccion Clasicos De La Literatura Latinoamericana Carrascalejo De La Jara) (Spanish Edition)

Cantos de vida y esperanzaCantos de vida y esperanza es una de las cumbres de los angeles poesía del siglo XX y el libro que contiene muchos de los poemas más admirados, leídos y estudiados del nicaragüense Rubén Darío. Publicado en 1905, escrito entre París y Madrid, su variada temática nunca olvida los grandes temas: el amor, el tiempo y l. a. muerte.

Cartas, documentos y escrituras de Pedro Calderón de la Barca

Por primera vez desde los angeles muerte de Calderón de los angeles Barca, sale a los angeles luz una lista cronológica de 589 cartas, documentos y escrituras referentes al Fénix de los ingenios y lucero mayor de l. a. poesía española y sus familiares. Con el propósito de poner en orden el fabric archivístico, l. a. obra contiene índices de lugares y nombres para una mejor localización de los documentos.

Extra resources for Muerte de Virgilio, La

Sample text

Así era. Oh, cada uno de nosotros se halla rodeado por la maleza de las voces, cada uno vaga durante toda su vida por ella, camina y camina, y sin embargo no puede abandonar el lugar embrujado en la impenetrabilidad de la selva de voces, se halla enredado en los brotes de la noche, enredado en las raíces del bosque, que arrancan más allá de todo tiempo y todo espacio; oh, cada uno está amenazado por las voces indomables y sus tentáculos, por el ramaje de las voces, por las voces de rama que enredándose entre ellas le enredan, que crecen disparadas, cada una por su lado, y volviendo a retorcerse unas en otras, demoníacas en su individualización, voces de segundos, voces de años, voces de Eones, que se entrelazan en la malla del mundo, en la malla de las edades, incomprensibles e impenetrables en su rugiente mudez, húmedas por el gemido del dolor y broncas por el gozo salvaje de todo un mundo; oh, nadie escapa al fragor primitivo, a nadie le es ahorrado, porque cada uno, sabiéndolo o no, es él mismo nada más que una de las voces, él mismo pertenece a ellas y a su indisoluble-indivisible, impenetrable amenaza...

Como estaba sentado, sentía en la rodilla el calor del hombro juvenil, cercano pero sin apoyarse, y sintió el gran deseo de soltar los dedos entrecruzados de su creciente rigidez, para pasarlos leve, imperceptiblemente sobre los cabellos infantiles, enmarañados, oscuros como la noche, sobre los que miraba, para dejar deslizar por los dedos lo que brota en la noche, lo nocturnamente humano de la crepitante floración blanda de la noche, nocturnamente nostálgico de nostalgia; no hizo ningún otro movimiento, y finalmente, aunque le pesara interrumpir la rigidez de la espera, dijo: —Es demasiado tarde.

Apenas había ya una espera, a lo sumo impaciencia todavía, que esperaba impaciencia. Tenía las manos cruzadas y el pulgar de su izquierda rozaba la piedra del anillo. Como estaba sentado, sentía en la rodilla el calor del hombro juvenil, cercano pero sin apoyarse, y sintió el gran deseo de soltar los dedos entrecruzados de su creciente rigidez, para pasarlos leve, imperceptiblemente sobre los cabellos infantiles, enmarañados, oscuros como la noche, sobre los que miraba, para dejar deslizar por los dedos lo que brota en la noche, lo nocturnamente humano de la crepitante floración blanda de la noche, nocturnamente nostálgico de nostalgia; no hizo ningún otro movimiento, y finalmente, aunque le pesara interrumpir la rigidez de la espera, dijo: —Es demasiado tarde.

Download PDF sample

Rated 5.00 of 5 – based on 7 votes