By Genette Gérard

En los angeles retórica clásica, los angeles metalepsis period definida como los angeles designación figurada de un efecto por su causa o viceversa. Ahora, Genette traslada al autor el uso de esta figura, observando que los angeles metalepsis de autor consiste en transformar a los poetas en héroes de las hazañas que celebran.

Show description

Read Online or Download Metalepsis. De la figura a la ficción PDF

Similar literatura y ficcion books

El caballero de Olmedo (Spanish Edition)

El caballero de Olmedo through Lope de Vega

Cantos de vida y esperanza Songs of life and hope (Coleccion Clasicos De La Literatura Latinoamericana Carrascalejo De La Jara) (Spanish Edition)

Cantos de vida y esperanzaCantos de vida y esperanza es una de las cumbres de los angeles poesía del siglo XX y el libro que contiene muchos de los poemas más admirados, leídos y estudiados del nicaragüense Rubén Darío. Publicado en 1905, escrito entre París y Madrid, su variada temática nunca olvida los grandes temas: el amor, el tiempo y l. a. muerte.

Cartas, documentos y escrituras de Pedro Calderón de la Barca

Por primera vez desde l. a. muerte de Calderón de los angeles Barca, sale a los angeles luz una lista cronológica de 589 cartas, documentos y escrituras referentes al Fénix de los ingenios y lucero mayor de los angeles poesía española y sus familiares. Con el propósito de poner en orden el fabric archivístico, l. a. obra contiene índices de lugares y nombres para una mejor localización de los documentos.

Additional resources for Metalepsis. De la figura a la ficción

Sample text

Y entonces q u é están h acien d o allá, en Lalley? ]. Yo era aquel q u e hace llegar el escándalo. Ese escándalo se llama, entonces, metalepsis: ya no sólo m etalepsis del narrador, sino en verdad del a u ­ tor, novelista en tre dos novelas, pero tam b ién en tre su p ro p io universo vivido, extradiegético p o r defini­ ción, y el intradiegético de su ficción. Esta vez, la fi­ gura es to m a d a al pie de la letra, y sim u ltán eam en te convertida en aco n tecim ien to ficcional. O sten sib le­ m ente, el escándalo reside p recisam ente en esa literalización fantástica de lo que, para las m entes de los entendidos, no era m ás q u e u n m odo de hablar, que ahora se vuelve un m odo de ser, de o cu p ar el espa­ cio y de pasar el tiem po.

C ontrariam ente a las aparien­ cias, La Semana Santa lo es en m enor m edida”, afirm a el co­ m entario acerca de si m ismo publicado en Tivo Cities el año 1959 -esto es, el año siguiente al lanzam iento del libro-. Sin embargo, este último, cuya acción se sitúa al com ienzo de los Cien Días, también traza cuadros de la época. Y con qué co­ lorido: no falta siquiera un nom bre, lugar o detalle. [Aragón usa la locución en costtdme, que rem ite al ám bito del teatro. G enette refijerza ese juego m etaléptico y le superpone una "alusión histórica"; i/ ne mamjue pos un bouton de guétre.

Un roí saus divertisscment, cuya acción tran scu rre en 1843: esa nt)vela conlleva ya, p o r sí sola, un m uy m etalép tico cam bio de esta tu to de su narrador, en un principio, de carácter histórico h eterodiegético (d i­ gamos, para sim plificar, el pro p io G iono en 1946], qu e más tarde, pau latin a o su b rep ticia m e n te (el m o ­ m en to exacto de esa m u tació n p erm an ece escru p u ­ losam ente indecible), se to rn a -re tro c e d ie n d o un si­ g lo - un personaje testigo y p artícip e de dicha acción, y p o r ende n arrador hom odiegético.

Download PDF sample

Rated 4.82 of 5 – based on 40 votes