By Jose Revueltas

Ésta es los angeles primera de las dos grandes novelas que Revueltas escribió sobre un tema del siglo XX, l. a. conciencia comunista, del que han sido contadísimos en cualquier idioma los que han podido hablar sin exagerar del lado de los angeles fe o del lado del reniego. En 1949, Revueltas se adelanta y logra crear, a partir de personajes históricos, burócratas y militantes, grandes personajes literarios.
La publicación de esta novela causó una tormenta. l. a. izquierda los angeles condenó y Revueltas l. a. retiró de los angeles circulación; años después, dijo que él habría titulado a todas su obra novelística justamente "Los días terrenales".

Show description

Read Online or Download Los días terrenales PDF

Best literatura y ficcion books

El caballero de Olmedo (Spanish Edition)

El caballero de Olmedo via Lope de Vega

Cantos de vida y esperanza Songs of life and hope (Coleccion Clasicos De La Literatura Latinoamericana Carrascalejo De La Jara) (Spanish Edition)

Cantos de vida y esperanzaCantos de vida y esperanza es una de las cumbres de los angeles poesía del siglo XX y el libro que contiene muchos de los poemas más admirados, leídos y estudiados del nicaragüense Rubén Darío. Publicado en 1905, escrito entre París y Madrid, su variada temática nunca olvida los grandes temas: el amor, el tiempo y l. a. muerte.

Cartas, documentos y escrituras de Pedro Calderón de la Barca

Por primera vez desde los angeles muerte de Calderón de l. a. Barca, sale a los angeles luz una lista cronológica de 589 cartas, documentos y escrituras referentes al Fénix de los ingenios y lucero mayor de l. a. poesía española y sus familiares. Con el propósito de poner en orden el fabric archivístico, los angeles obra contiene índices de lugares y nombres para una mejor localización de los documentos.

Extra resources for Los días terrenales

Sample text

Rosendo · sentía esa pureza, esa rectitud del alma imponiéndosele sobre- el espíritu, sin violencia alguna, nada más por sí misma, por cierto tranquilo y grave fuego de convicción, pues en Bautista podía encontrarse una fuerza general, secreta y simple que engrandecía las cosas con un nuevO sentido. Rosendo hubies·e querido comunicarle estas apreciaciones, pero corno para ello era preciso barrer el obstáculo de un cierto rubor y vergüenza inexpresables y acaso también el miedo a la burla y a la forma en cómo se expresase un determinado juicio sobre sus palabras, prefirió referir tales apreciaciones a una tercera persona.

Aquél era un camarada maravilloso y ejemplar. Mientras hubiese seres como tal hombre todo podía considerarse bueno, fidedigno y puro. Ahora hasta este mismo cuarto, sucio, pobre, se había convertido en el símbolo del ideal, en la representación del desinterés y el ;Sacrificio con los que era necesario recorrer el áspero y tormentoso camino de la lucha revolucionaria. El alma de Rosendo se sintió transportada por una dicha potente, juvenil, plena de fuerzas venturosas y fecundas. lama de la idea común.

A quién me recuerda su cara? -pensó con angustia-. " Y en seguida se dijo, engañándose a sí propio otra vez, que, en efecto, jamás quiso creer en serio, mientras Macario Mendoza vivía, que éste deseara darle muerte y que sólo hasta el minuto presente, al descubrir, como si se tratara del negativo de una placa fotográfica, el carácter anímicamente verdadero de sus rasgos, había adquiddo la certeza de aquello, la certeza de la abominable criminalidad que aquella alma encerraba y que pudo hacerlo su victima.

Download PDF sample

Rated 4.32 of 5 – based on 11 votes