By Mario Vargas Llosa

Deep in the distant backlands of nineteenth century Brazil sits Canudos, a libertarian's paradise. domestic of prostitutes, bandits, and beggars, Canudos embodies the innovative spirit in its purest and such a lot apocalyptic shape. in a single of his so much awesome and tragic novels, Mario Vargas Llosa creates an unforgettable story of ardour, idealism, experience, and man's fight to be loose. it really is an exhaustively documented account of a historic occasion and a primary e-book in twentieth century literature. Description in Spanish: ''A finales del siglo XX, en las tierras pauperrimas del noreste de Brasil, el chispazo de las arengas del Consejero, personaje mesianico y enigmatico, prendera los angeles insurreccion de los desheredados. En circunstancias extremas como aquellas, los angeles consecucion de los angeles dignidad important solo podra venir de l. a. exaltacion religiosa - el convencimiento fanatico de l. a. eleccion divina de los marginados del mundo- y del quebranto radical de las reglas que rigen el mundo de los poderosos. Asi, grupos de miserables acudiran a l. a. llamada de l. a. revolucion de Canudos, l. a. cuidad donde se asentara esta comunidad de personajes que dificilmente desapareceran de los angeles imaginacion del lector: el Beatito, el Leon de Natuba, Maria Quadrado. Frente a todos ellos, una trama pol?­tico- militar se articula para detener con toda su fuerza el movimiento que amenaza con expandirse."

Show description

Read Online or Download La Guerra Del Fin Del Mundo (Narrativa (Punto de Lectura)) PDF

Similar literatura y ficcion books

El caballero de Olmedo (Spanish Edition)

El caballero de Olmedo via Lope de Vega

Cantos de vida y esperanza Songs of life and hope (Coleccion Clasicos De La Literatura Latinoamericana Carrascalejo De La Jara) (Spanish Edition)

Cantos de vida y esperanzaCantos de vida y esperanza es una de las cumbres de l. a. poesía del siglo XX y el libro que contiene muchos de los poemas más admirados, leídos y estudiados del nicaragüense Rubén Darío. Publicado en 1905, escrito entre París y Madrid, su variada temática nunca olvida los grandes temas: el amor, el tiempo y los angeles muerte.

Cartas, documentos y escrituras de Pedro Calderón de la Barca

Por primera vez desde l. a. muerte de Calderón de l. a. Barca, sale a los angeles luz una lista cronológica de 589 cartas, documentos y escrituras referentes al Fénix de los ingenios y lucero mayor de l. a. poesía española y sus familiares. Con el propósito de poner en orden el fabric archivístico, l. a. obra contiene índices de lugares y nombres para una mejor localización de los documentos.

Extra resources for La Guerra Del Fin Del Mundo (Narrativa (Punto de Lectura))

Sample text

La voz del santo resonó bajo las estrellas, en la atmósfera sin brisa que parecía conservar más tiempo sus palabras, tan serena que disipaba cualquier temor. Antes de la guerra, habló de la paz, de la vida venidera, en la que desaparecerían el pecado y el dolor. Derrotado el Demonio, se establecería el Reino del Espíritu Santo, la última edad del mundo antes del Juicio Final. ¿Sería Canudos la capital de ese Reino? Si lo quería el Buen Jesús. Entonces, se derogarían las leyes impías de la República y los curas volverían, como en los primeros tiempos, a ser pastores abnegados de sus rebaños.

Acabarán por meterme en un lío», murmuraba. Y así ocurrió. Una mañana llegó a Custodia una volante de treinta guardias, mandada por el Alférez Geraldo Macedo, un caboclo jovencito con fama de feroz, que perseguía a la banda de Antonio Silvino. Ésta no había pasado por Custodia pero el Alférez terqueaba que sí. Era alto y bien plantado, ligeramente bizco y estaba siempre lamiéndose un diente de oro. Se decía que perseguía bandidos con encarnizamiento porque le habían violado una novia. El Alférez, mientras sus hombres registraban los ranchos, interrogó personalmente al vecindario.

Jan van Rijsted entró al desván, con su pipa crepuscular en la mano, a decirle que dos sujetos preguntaban por él. «Son capangas», le advirtió. Galileo sabía que llamaban así a los hombres que los poderosos y las autoridades empleaban para servicios turbios y, en efecto, los tipos tenían cataduras siniestras. Pero no estaban armados y se mostraron respetuosos: alguien quería verlo. ¿Se podía saber quién? No se podía. Los acompañó, intrigado. Lo llevaron desde la Plaza de la Basílica Catedral, a lo largo de la ciudad alta, y luego de la baja, y luego por las afueras.

Download PDF sample

Rated 4.30 of 5 – based on 17 votes