By Isabel Allende

Bestseller internacional y muy admirado cl?sico de l. a. literatura latinoamericana, l. a. trascendental novela de Isabel Allende cuenta l. a. historia ?pica de l. a. numerosa y turbulenta familia Trueba de Chile, con su patriarca angustiado y sus mujeres clarividentes, trazando sus vidas desde los fines del siglo pasado, hasta los d?as violentos del golpe que derroc? al gobierno de Salvador Allende en 1973. En l. a. casa de los esp?ritus, Allende combina lo supernatural con lo genuine en una versi?n sumamente own de realismo m?gico. Es raro, el caso, en que una primera novela lanza a su autora tan repentinamente al foro internacionales.

Show description

Read or Download La Casa De Los Espiritus PDF

Similar literatura y ficcion books

El caballero de Olmedo (Spanish Edition)

El caballero de Olmedo via Lope de Vega

Cantos de vida y esperanza Songs of life and hope (Coleccion Clasicos De La Literatura Latinoamericana Carrascalejo De La Jara) (Spanish Edition)

Cantos de vida y esperanzaCantos de vida y esperanza es una de las cumbres de los angeles poesía del siglo XX y el libro que contiene muchos de los poemas más admirados, leídos y estudiados del nicaragüense Rubén Darío. Publicado en 1905, escrito entre París y Madrid, su variada temática nunca olvida los grandes temas: el amor, el tiempo y los angeles muerte.

Cartas, documentos y escrituras de Pedro Calderón de la Barca

Por primera vez desde l. a. muerte de Calderón de los angeles Barca, sale a los angeles luz una lista cronológica de 589 cartas, documentos y escrituras referentes al Fénix de los ingenios y lucero mayor de l. a. poesía española y sus familiares. Con el propósito de poner en orden el fabric archivístico, l. a. obra contiene índices de lugares y nombres para una mejor localización de los documentos.

Additional resources for La Casa De Los Espiritus

Example text

Esteban Trueba se acomodó los pantalones, se cerró el cinturón, la ayudó a ponerse en pie y la sentó en el anca de su caballo. Emprendieron el regreso. Él iba silbando. Ella seguía llorando. Antes de dejarla en su rancho, el patrón la besó en la boca. -Desde mañana quiero que trabajes en la casa -dijo. Pancha asintió sin levantar la vista. También su madre y su abuela habían servido en la casa patronal. Esa noche Esteban Trueba durmió como un bendito, sin soñar con Rosa. En la mañana se sentía pleno de energía, más grande y poderoso.

Lo había cuidado y servido como ahora lo hacía con la madre y también a él lo envolvió en la red invisible de la culpabilidad y de las deudas de gratitud impagas. El muchacho empezó a alejarse de ella apenas se puso pantalones largos. Esteban podía recordar el momento exacto en que se dio cuenta que su hermana era una sombra fatídica. Fue cuando ganó su primer sueldo. Decidió que se reservaría cincuenta centavos para cumplir un sueño que acariciaba desde la infancia: tomar un café vienés. Había visto, a través de las ventanas del Hotel Francés, a los mozos que pasaban con las bandejas suspendidas sobre sus cabezas, llevando unos tesoros: altas copas de cristal coronadas por torres de crema batida y decoradas con una hermosa guinda glaseada.

Esteban se bajó de la carreta, descargó sus dos maletas y pasó unas monedas al leñador. -Si quiere lo espero, patrón -dijo el hombre. -No. Aquí me quedo. Se dirigió a la casa, abrió la puerta de un empujón y entró. Adentro había suficiente luz, porque la mañana entraba por los postigos rotos y los huecos del techo, donde habían cedido las tejas. Estaba lleno de polvo y telarañas, con un aspecto de total abandono, y era evidente que en esos años ninguno de los campesinos se había atrevido a dejar su choza para ocupar la gran casa patronal vacía.

Download PDF sample

Rated 4.48 of 5 – based on 17 votes