By Ed Greenwood

Show description

Read Online or Download emyr (Reinos Olvidados) (Spanish Edition) PDF

Best literatura y ficcion books

El caballero de Olmedo (Spanish Edition)

El caballero de Olmedo through Lope de Vega

Cantos de vida y esperanza Songs of life and hope (Coleccion Clasicos De La Literatura Latinoamericana Carrascalejo De La Jara) (Spanish Edition)

Cantos de vida y esperanzaCantos de vida y esperanza es una de las cumbres de los angeles poesía del siglo XX y el libro que contiene muchos de los poemas más admirados, leídos y estudiados del nicaragüense Rubén Darío. Publicado en 1905, escrito entre París y Madrid, su variada temática nunca olvida los grandes temas: el amor, el tiempo y los angeles muerte.

Cartas, documentos y escrituras de Pedro Calderón de la Barca

Por primera vez desde los angeles muerte de Calderón de l. a. Barca, sale a l. a. luz una lista cronológica de 589 cartas, documentos y escrituras referentes al Fénix de los ingenios y lucero mayor de l. a. poesía española y sus familiares. Con el propósito de poner en orden el fabric archivístico, los angeles obra contiene índices de lugares y nombres para una mejor localización de los documentos.

Additional resources for emyr (Reinos Olvidados) (Spanish Edition)

Sample text

Vangerdahast lo interrumpía casi en cada frase, lo ponía nervioso y lo hacía tartamudear y sonrojarse. En dos ocasiones, el mago exigió a Aunadar que repitiera la secuencia en que atacaron a la bestia, y cómo, cuándo y en qué orden respondió a sus ataques. —Bhereu fue el primero en caer, después su majestad y por último el barón —dijo Bleth, cuya exasperación era evidente a juzgar por el tono de su voz. —Pero si lo que dice es cierto, el barón Thomdor atacó primero a la bestia — insistió Vangerdahast.

Al parecer no había encontrado otra arma, aunque esgrimía una cadena con bolas de metal llenas de pinchos. La hizo girar en su dirección cuando aún no estaba a su alcance, y la bola trazó un arco al hendir el aire. Alea se arrojó sobre el caudillo antes de que pudiera recuperar su arma. Pero calculó mal; mientras se movía, el humano dio un paso al frente, cambió la postura del cuerpo y logró, con bastante rapidez, cambiar el sentido del giro. La cadena se enredó alrededor de su brazo, y los pinchos de la bola mordieron su carne.

Había estallado una discusión entre un clérigo de Deneir y otro de los de Tymora sobre si debían trasladar de inmediato los cuerpos «a un lugar más adecuado de descanso, para hombres de categoría tan elevada». Hubo otros, incluidos los mayordomos asignados a las puertas de la estancia, que observaban al mago real con la esperanza de que hiciera algo por acallar a los presentes, pero él hizo caso omiso, permaneciendo de pie como una estatua, impávido. La disputa terminó con la llegada del erudito Thaun Khelbor de Deneir, quien con suma educación apoyó al clérigo de Tymora.

Download PDF sample

Rated 4.60 of 5 – based on 46 votes