By Juan Villoro

Show description

Read Online or Download El testigo PDF

Similar literatura y ficcion books

El caballero de Olmedo (Spanish Edition)

El caballero de Olmedo through Lope de Vega

Cantos de vida y esperanza Songs of life and hope (Coleccion Clasicos De La Literatura Latinoamericana Carrascalejo De La Jara) (Spanish Edition)

Cantos de vida y esperanzaCantos de vida y esperanza es una de las cumbres de l. a. poesía del siglo XX y el libro que contiene muchos de los poemas más admirados, leídos y estudiados del nicaragüense Rubén Darío. Publicado en 1905, escrito entre París y Madrid, su variada temática nunca olvida los grandes temas: el amor, el tiempo y l. a. muerte.

Cartas, documentos y escrituras de Pedro Calderón de la Barca

Por primera vez desde los angeles muerte de Calderón de l. a. Barca, sale a los angeles luz una lista cronológica de 589 cartas, documentos y escrituras referentes al Fénix de los ingenios y lucero mayor de l. a. poesía española y sus familiares. Con el propósito de poner en orden el fabric archivístico, l. a. obra contiene índices de lugares y nombres para una mejor localización de los documentos.

Additional info for El testigo

Sample text

Qué fácil hubiera sido romper con ella! Lo difícil era confesar su caída como un último acto de amor y penitencia, crear un pacto que los trascendiera a ambos. Julio sintió un latido en las sienes. ¿Tendría el mezcal el mismo efecto en los otros? A través de la puerta de mosquitero creyó distinguir el resplandor que llegaba de una ventana ilocalizable, una brillantez difusa que otorgaba al patio una vibrante liquidez de acuario. ¿Dónde estaba Alicia? En la biblioteca, el tiempo parecía deslizarse hacia sí mismo.

Fuiste a ordeñar ovejas para hacer el queso? —le preguntó el tío. La mujer dejó el platón sobre una mesita de cuero crudo. Salió del cuarto sin decir palabra. Monteverde comió con apetito el queso con totopos, pero esto no frenó su discurso: —¿Qué sería de los poetas amorosos sin los límites morales? Los obstáculos fomentan raras soluciones. Piense nomás en lo que se ha dicho gracias al soneto, que obliga a ser libre entre catorce rejas. Lo mismo se puede decir de la moral, ¡es la métrica del cielo!

El recitador se había ido. 31 El testigo Juan Villoro Fue a la jaula del canario. Un sobre de cartón colgaba del borde. Ahí dejó el billete. Repasó el poema, uno de los pocos que sabía de memoria a pesar de la facilidad con que se grababa la métrica de López Velarde. En su mente, sin la voz sobreactuada del recitador, los versos le traían a su prima Nieves: Niña que me dijiste en aquel lugarejo una noche de baile confidencias de tedio: dondequiera que exhales tu suspiro discreto, nuestras vidas son péndulos...

Download PDF sample

Rated 4.23 of 5 – based on 40 votes