By Salarrue

Show description

Read or Download El angel del espejo PDF

Best literatura y ficcion books

El caballero de Olmedo (Spanish Edition)

El caballero de Olmedo via Lope de Vega

Cantos de vida y esperanza Songs of life and hope (Coleccion Clasicos De La Literatura Latinoamericana Carrascalejo De La Jara) (Spanish Edition)

Cantos de vida y esperanzaCantos de vida y esperanza es una de las cumbres de los angeles poesía del siglo XX y el libro que contiene muchos de los poemas más admirados, leídos y estudiados del nicaragüense Rubén Darío. Publicado en 1905, escrito entre París y Madrid, su variada temática nunca olvida los grandes temas: el amor, el tiempo y los angeles muerte.

Cartas, documentos y escrituras de Pedro Calderón de la Barca

Por primera vez desde l. a. muerte de Calderón de l. a. Barca, sale a los angeles luz una lista cronológica de 589 cartas, documentos y escrituras referentes al Fénix de los ingenios y lucero mayor de l. a. poesía española y sus familiares. Con el propósito de poner en orden el fabric archivístico, los angeles obra contiene índices de lugares y nombres para una mejor localización de los documentos.

Extra info for El angel del espejo

Example text

O's Thcory oj Ideas, págs. 59-67, y λ E. Raven, Plafo's Thought iti ¡he Mñking. Cambridge, i 965, págs. 155 y sigs. prim era subsección (y los objetos de la segunda serían imágenes de los de la primera), afirm ación que por cier­ to no hace Platón) Que el «principio no^supuesto» no sea todas las Ideas» sino sólo una, la del Bien, no lo dice solam ente el singu­ lar, sino el pasaje epistemológico de la alegoría de la caverna, VII 533b«534a, que es el exacto equivalente de lo dicho en la de la línea, como lo atestiguan los térm i­ nos usados: «supuestos», «principio», «Dialéctica», «dar cuenta», etc.

Lo que de lodos modos podría cuestionarse es el he­ cho de que, según parece desprenderse de II 374b-376c, los gobernantes procedan de la clase m ilitar. Este pun­ to es tratado por Plalón de una forma contradictoria o cuando menos ambigua, ya que el mito de los metales (III 415a-c) establece, conforme al principio de las dis­ tintas aptitudes naturales para cada actividad, que la composición de la naturaleza de los gobernantes sea diferente de la de los m ilitares. En cualquier caso, y aparte de la distancia que abiertam ente toma Platón res­ pecto de regímenes «timocráticos» como el de Lacedemonia, el cual pone en el gobierno hombres «por natu­ raleza aptos para la guerra antes que para la paz» (VIIT 547c), es bien explícita la corrección que efectúa en Vil 536e respecto de ΠΙ 412c en cuanto al momento de la vida en que se debe seleccionar los gobernantes: hay que elegirlos desde niños.

G u th rie, A H istory o f Greek Phitosophy, IV, C am bridge, 1975. págs. 434 561. O, Gioon, G egenw árfigkeit ut\d Ütopie. E ine Jnterpretation von P\a~ tons «Staat», vol. I. Zurich-M unich, 1976. N. P. W htte. A C om panion to Plato's R epublic, O xford. 1979. G. Reaíjí, Storia delta Filosofía Antica, II, Milán, 1979, págs. 173-213. J. Ankas, An Introduction to P taío’s Republic, O xford. 1981. S ócrates I Ayer bajé al Pireo, junto a Glaucón, hijo de Aristón, 327 para hacer una plegaria a la diosa y al mismo tiem ­ po con deseos de contem plar cómo hacían la fiesta, que emooces celebraban por prim era vez.

Download PDF sample

Rated 4.62 of 5 – based on 38 votes