By Adolfo Bioy Casares

Show description

Read Online or Download Descanso De Caminantes (Spanish Edition) PDF

Best literatura y ficcion books

El caballero de Olmedo (Spanish Edition)

El caballero de Olmedo via Lope de Vega

Cantos de vida y esperanza Songs of life and hope (Coleccion Clasicos De La Literatura Latinoamericana Carrascalejo De La Jara) (Spanish Edition)

Cantos de vida y esperanzaCantos de vida y esperanza es una de las cumbres de los angeles poesía del siglo XX y el libro que contiene muchos de los poemas más admirados, leídos y estudiados del nicaragüense Rubén Darío. Publicado en 1905, escrito entre París y Madrid, su variada temática nunca olvida los grandes temas: el amor, el tiempo y l. a. muerte.

Cartas, documentos y escrituras de Pedro Calderón de la Barca

Por primera vez desde l. a. muerte de Calderón de los angeles Barca, sale a l. a. luz una lista cronológica de 589 cartas, documentos y escrituras referentes al Fénix de los ingenios y lucero mayor de l. a. poesía española y sus familiares. Con el propósito de poner en orden el fabric archivístico, los angeles obra contiene índices de lugares y nombres para una mejor localización de los documentos.

Extra resources for Descanso De Caminantes (Spanish Edition)

Example text

Movimiento político que ilusiona a muchos, desilusiona a más, incomoda a casi todos y enriquece extraordinariamente a unos pocos. Goza de firme prestigio. Después de comer leo en alguna revista informaciones acerca del frío en los Estados Unidos. Me acuesto a dormir, refresca a mitad de la noche y sueño: Tengo frío. Una vieja mucama (la conozco en el sueño) perora, ante personas que ahora no recuerdo, acerca de que está refrescando. En el momento de despertar compruebo que esa mucama era en realidad mi abuela Hersilia Lynch de Casares (nadie la confundió nunca con una mucama).

La inteligencia obra como una suerte de ética. No permite concesiones, no tolera ruindades. Noches. Hay algo muy íntimo en las noches. La cama es un nido. p65 40 30/5/01, 11:28 D E S C A N S O D E C A M I N A N T E S olvidamos. Más exclusivamente que en la vigilia, en el sueño somos nosotros. Contribuimos con todo el reparto. Porque se consiente un capricho, el enamorado es un malcriado. En los sueños rebasamos el presente, somos a lo ancho de todo el tiempo que hemos vivido, de la totalidad de nuestra experiencia.

Señalo una casa de departamentos, de siete u ocho pisos; una tupida muchedumbre la escala por afuera y procura entrar por puertas y ventanas (que dejan ver el interior, repleto de gente). Distingo los uniformes grises de los policías suizos. “Qué raro —pienso—, un procedimiento, como en Buenos Aires”. En seguida descubro que en realidad los policías ayudan a los escaladores y los empujan hacia el interior por las ventanas. Reflexiono: “Por lo menos en lo principal, Suiza no cambió”. Miro hacia arriba; a la altura de la buhardilla, por el lado de afuera, hay barrotes de madera, de los que cuelga gente.

Download PDF sample

Rated 4.43 of 5 – based on 38 votes